domingo, 9 de mayo de 2010

Analogías de la Educación

La educación conduce a un proceso de cambio y transformación. En el universo todo está en constante cambio y transformación, los seres humanos, la naturaleza, la materia. El proceso de cambio implica un aprendizaje que se acumula con el tiempo y que funciona como una base de conocimiento universal que se expande constantemente. Los seres humanos aprendemos de esos cambios, de hecho, realizamos proyectos de aprendizaje para obtener logros y por medio de ellos realizar cambios no sólo en el entorno sino en nosotros mismos.
Las figuras mostradas se parecen precisamente en la ejemplificación del proceso de cambio constante y transformación.

La metamorfosis en los insectos, el cauce de los ríos, la exposición del suelo a la luz y los cambios climáticos, son procesos constantes con transformaciones a través del tiempo. En los seres humanos el proceso de cambio se realiza a través de herramientas como el aprendizaje y la experiencia, generando niveles cada vez más complejos de pensamiento.

Los seres humanos y la naturaleza en general aprendemos del cambio experimental. De las múltiples experiencias transformadoras que tenemos en la vida y que provocan nuestra propia transformación. Sin embargo tenemos una diferencia, que es nuestro propio raciocinio. La capacidad para cuestionar y tomar decisiones así como la capacidad de transformar las cosas por nuestro propio juicio. A diferencia de la naturaleza que sigue su curso o actúa por instinto el ser humano posee una capacidad de pensamiento superior que le permito ser actor y responsable de sus propias acciones transformadoras.

En el proceso de cambio está la educación como medio de cambio para obtener logros y realizar cambios no sólo en sí mismo, sino en la sociedad que le rodea. Su proceso de transformación evolutiva aunada a su masa crítica le ha llevado a ver la educación como la herramienta para alterar su aprendizaje de modo que obtenga logros planeados y no sólo casuales.

El ser humano a diferencia de la naturaleza es gestor de su propio pensamiento y por él logra su evolución o su autodestrucción. La educación y el aprendizaje son las formas por la que puede educar su pensamiento para lograr todo aquello que se proponga no sólo para sí sino con efectos importantes en el medio en el cual se desenvuelve.

2 comentarios:

Xinia dijo...

Estimada Karol:

Como usted meciona, en efecto el raciocinio y la capacidad de pensamiento de cada cual està en constante cambio. Es por esto que, como ocurre en la metamorfosis, debemos guiar a nuestros estudiantes a crear los criterios necesarios para desarrollar un pensamiento màs complejo y una capacidad de anàlisis màs profunda.
Si logramos esto, los profesionales del futuro seràn màs críticos y analizaràn a profundidad cada situaciòn a la que se enfrenten. Para esto, como se ha mencionado ya, es necesario mostrarles cuàles son las herramientas que estàn a su alcance, pulir poco a poco los conocimientos (para obtener el diamante), enseñarles lo que es la disciplina y el esfuerzo, entre otros.

Elizabeth Salazar dijo...

Hola Karol, como mencionas la adaptación puede ser resultado del proceso de enseñanza y aprendizaje. Sin embargo uno de los mayores peligros que esto ocurra es que se llegue a una zona de confort por parte de los estudiantes como de los docentes que no busquen superarse día con día. De ahí que para mi la motivación extrínsica e intrínsica debe darse bidireccionalmente durante el proceso.